21 de agosto de 2017

C. de Alcalá con C. Gran Vía (comparativa) 1890 - 2017


1890

2017

17 de julio de 2017

Cementerio Británico



Después de casi 200 años de negociaciones, desde la muerte del secretario del embajador británico en Madrid, Mr. Hole, en 1662 y ante la negativa de dar sepultura litúrgica en un cementerio católico al cuerpo de una persona no católica, el Ayuntamiento de Madrid concedió en 1850, un terreno de menos de una hectárea en el barrio de Carabanchel para enterramientos de este tipo de personas.
En 1853 se firman las escrituras y en 1854 por fin se funda el “British Cemetery”, entre las calles de Inglaterra, Irlanda y Comandante Fontanes. El primer enterramiento se realizó el 10 de febrero de ese mismo año inhumando el cuerpo de un joven de 19 años llamado Arthur Thorold.


Un verdadero caballero británico, David J. Buttler, historiador y guía actual del cementerio, nos desgrana con auténtica maestría los secretos, anécdotas y curiosidades del Camposanto. En el recorrido nos muestra la pirámide, obra del arquitecto Fernando Arbós y Tremanti, para la familia austrohúngara de los Bauer, la imponente lápida que acoge los cuerpos de tres miembros de la familia Loewe, o la tumba de familia Lardy, fundadores del salón del mismo nombre y referente del Madrid del siglo XIX. Siguiendo el recorrido nos muestra la tumba de un embajador ruso, otra de un combatiente de las Guerras Carlistas, la del domador William y su mujer Matilde Parish, hija del fundador del circo Price.



También se encuentran enterrados en este recoleto recinto el cuerpo de Margarita Kearney fundadora del salón de té Embassy, la aristocrática baronesa Tatiana de Korf, la historiadora norteamericana Alice Bache Gould y Quincy, descendiente directa del presidente de EE.UU John Quincy Adams, el pintor californiano Albert Sheldon, el fundador del Instituto británico de Madrid, Walter Starky, el panteón de la familia Tersch y la lápida del fotógrafo Charles Clifford, que junto a Jean Laurent nos dejó constancia gráfica de cómo era el Madrid del siglo XIX.


M@driz hacia arriba©2006-2017 | Manuel Romo

6 de junio de 2017

Karlheinz Weinberger



El Museo del Romanticismo, del 1 de junio al 17 de septiembre, acoge, por primera vez en España, dentro del marco del XX aniversario de PHotoESPAÑA, la exposición “En un círculo de rebeldes” del fotógrafo suizo Karlheinz Weinberger (Zurich 1921 - 2006). Exposición comisariada por Alberto García-Alix que muestra una veintena de fotografías que Weinberger empezó a tomar en los años 50 al unirse al club gay underground “Der Kreis” (“El círculo”) bajo el seudónimo de “Jim”. 


La exposición está dedicada íntegramente a rockeros, moteros y chaperos de su país, Suiza. Jóvenes rebeldes que customizaron sus vestuarios con grandes cinturones metálicos, chaquetas vaqueras, pantalones hechos jirones, símbolos militares (preferentemente nazis), cuero, etc, para demostrar su inconformidad con la corrección de la sociedad helvética.

Para más información:
C/. de San Mateo, 13
De martes a sábado de 9:30 a 20:30
Domingos y festivos de 10:00 a 15:00.
Telf: 91 448 01 63

M@driz hacia arriba©2006-2017 | Manuel Romo

22 de mayo de 2017

Casa Mingo


Casa_Mingo 1935

Paseo de La Florida nº 34

Es la decana de las sidrerías de Madrid y por tanto uno de los establecimientos más conocidos de la capital, ya que abrió sus puertas en 1888. La historia de este establecimiento sólo puede explicarse por la continuidad en dicha tradición de la cuarta generación de su fundador, Domingo García González. Domingo, “Mingo”, fue uno de los primeros asturianos que trabajaron en la construcción de la Estación del Norte o también llamada Estación del Príncipe Pío. Dado que ésta era un zona tan agradable, además de ser Real Sitio de la ribera del Manzanares, como prolongación del Campo del Moro, decidió adquirir, dentro de la infraestructura de la estación, un antiguo almacén en desuso, de materiales ferroviarios.

[Casa Mingo1[21].jpg]

En esta edificación de gruesos muros, Mingo instaló su “llagar” o fábrica de sidra, para así poder recibir directa y rápidamente los productos naturales desde su tierra y poderlos elaborar, a partir de manzana asturiana de Villaviciosa, en sus propias instalaciones y según técnicas tradicionales. Entre otras especialidades, se pueden degustar, el queso de Cabrales, los choricitos a la sidra y su famoso pollo asado. La decoración conserva aún las características principales de sus primeros tiempos, con abundancia de maderas, botellas vistas y barricas, lo que ha motivado que haya sido escenario de películas costumbristas y rodajes de multitud de anuncios.

Madrid hacia arriba© 2017 | Manuel Romo